Archivo de la etiqueta: chutney

Chutney de piña

200 gr de cebolla
800 gr piña, pelada pero con troncho.
1 cucharadita de canela.
1 cucharadita de jengibre molido.
1 cucharada de semilla de mostaza.
100 ml de vinagre de manzana.
300 gr de azúcar moreno, o 150/150 de azúcar blanca y morena.

Freír la cebolla en la termomix: verter una cucharada de aceite, calentar 1 min. al 100º, vel. 1. Triturar la cebolla 5 secs, vel 5. Cocinar 10 min, temp. Varoma, vel 1.

Añadir todos los demás ingredientes. Trocear aparte la piña, o triturar en thermomix dependiendo de si deseamos textura con trozos o fina como mermelada. Cocinar a 100º vel 2. hasta que espese, aprox 50 min.

Envasar en tarros de cristal limpios. Esterilizarlos.

Sándwich de huevo Enano Rojo

En la serie Enano Rojo, los protagonistas Rimmer y Lister tienen una conversación sobre cómo Rimmer (un pringao desastroso pero con cierto encanto) se parece un montón a su invento, el bocadillo de huevos fritos con chutney y salsa picante (una pringue desastrosa, pero… eso). Tenéis el diálogo transcrito aquí, con una receta de sandwich complicadísima, y aquí el vídeo:

En su versión más simple, el bocadillo es muy fácil de hacer y no es tan asqueroso como Lister quiere hacernos creer.

Necesitamos:

Dos rebanadas de pan blanco pero contundente.
Un huevo.
Mantequilla si te quieres tomar el experimento muy en serio.
Chutney, el que más te guste, aunque el que se suele encontrar con más facilidad es de mango. El de la foto es uno casero de melocotón, pero como mi chutney no es ninguna maravilla, cualquiera de bote servirá.
Salsa picante tipo tabasco, la que quieras.
Aceite. Hicimos el experimento con aceite de oliva pero sería mejor usar uno más neutro.

Se tuesta el pan, el huevo se fríe por las dos caras para que la yema quede bien hecha. Si te gustan las cosas realmente pringosas, unta de mantequilla una de las dos tostadas, y de chutney la segunda. Se pone el huevo sobre la mitad con mantequilla, y se salpica con unas gotas de salsa picante. Cómelo delante de la tele, viendo la serie más friki que seas capaz de pillar. En interés del purismo, no lo arregles con ensalada.