Archivo de la etiqueta: con arroz

Lo-que-quieras con bambú y setas chinas.

Así imito yo el plato de (carne al gusto) con bambú y setas chinas de los restaurantes chinos.

Ingredientes:
Tu alimento proteínico favorito, o ninguno. Pollo, cerdo, ternera. Creo que no quedaría bueno con pescado. La última vez usé seitan.

Una cebolla.
Un diente de ajo, o si te gusta mucho, dos.
una cucharada de jengibre fresco rallado.
Champiñones blancos al gusto.
Setas chinas al gusto. Yo prefiero usar al menos una parte de shiitakes secas, hidratadas en agua tibia durante media hora aproximadamente.
Brotes de bambú. Yo los prefiero en conserva al vacío antes que de lata; son más feos pero también más tiernos y tienen mejor sabor.
Salsa de soja.
Aceite de sésamo, o pasta de sésamo.
Una cucharadita de Maicena.

Partimos de todo limpio y cortado en lonchas o tiras finas. En un wok o sartén, doramos con un poco de aceite el tofu, seitan o carne que estemos usando, y cuando esté más o menos uniformemente dorado, lo apartamos a un plato.

A ese mismo wok o sartén echamos la cebolla, y cuando se empiece a dorar, agregamos el ajo triturado y el jengibre rallado. Revolvemos todo muy bien durante un minuto con cuidado para que no se queme. Añadimos los champiñones y setas crudos, tras unos cinco minutos añadimos cualquier ingrediente en conserva (otras setas, el bambú) y la carne previamente dorada. Salteamos cinco minutos más.

Para la salsa: mezclamos la cucharadita de maicena con un par de cucharadas de agua fría, en un vas, y cuando no tenga ningún grumito lo mezclamos con el agua de haber remojado setas; si no hemos usado setas secas, pues medio vaso de agua solamente. Dos cucharadas de salsa de soja, una o dos de aceite de sésamo, se bate todo muy bien con un tenedor y se saltea un minuto más. Se sirve con fideos o con arroz.

 

Curry suave de pescado

Los ingredientes que usé en esta receta no fueron los más apropiados: unos filetes de pescado blanco congelado que habían sufrido alguna que otra descongelación del frigorífico (es decir, que no se habían recongelado pero que se veían algo “viejos”). Sin embargo, cualquier cosa está rica con leche de coco, así que salió un invento comestible. La receta es anglohindú y típica de la costa oeste de la India (Bombay, Bangalore, Kerala) pero yo nunca he visto nada parecido en los restaurantes hindúes de España o Reino Unido.

Marinada:
Una pizca de cúrcuma.
Un poco de sal.
El zumo de media lima.

700 gr de lomos de pescado blanco.
400 ml de leche de coco de lata.
1 cebolla grande picada.
ajo al gusto.
Picante al gusto (la receta decía chiles verdes, pero yo siempre uso lo que pillo)
Jengibre fresco al gusto, entre 1 y 5 cm de raíz.
1 tomate pequeño troceado y otro picado fino.
Un poco más de cúrcuma.
2 gramos de pimienta.
1 clavo de olor.
2 cardamomos.

Marinar el pescado durante 15 minutos. Desechar la marinada.

Rehogar la cebolla picada, el ajo, el jengibre, y el chile fresco si lo usas hasta que la cebolla empiece a dorarse (unos 10 minutos). Añadir el tomate y todas las especias menos la cúrcuma. Revolver bien y a los dos minutos, echar la mitad de la leche de coco, la cúrcuma, y sal al gusto. Cocinar unos 10 minutos a fuego lento. Entonces se puede incorporar el pescado, y el resto de la leche de coco. Sólo necesitará unos 5 minutos.

Servir acompañado de arroz. La receta recomendaba especiarlo con eneldo, que complementa muy bien el pescado.