Archivo de la etiqueta: horno

Magdalenas de miel y especias.

70 gr de mantequilla.
50 gr de azúcar moreno.
50 gr de miel o jarabe de arce.
100 gr de harina.
1 cucharadita escasa de levadura química.
1 cucharadita de pimienta de Jamaica, canela, clavo, o una mezcla.
1 huevo.
12 almendras repeladas crudas.

Precalentar el horno a 180º y colocar en una bandeja con huecos 12 papeles de magdalena.

Poner en el vaso de la thermomix la mantequilla, el azúcar y la miel y mezclar 3 minutos a 60º, vel. 3. A continuación, batir 2 minutos más, vel 3, sin calor, para que se enfríe un poco. Añadir los huevos con la máquina en marcha para que no cuajen.
Volcar la harina con la levadura y las especias y amasar con el botón de amasado. Verter en los papeles de magdalena con la ayuda de una cuchara y la espátula. Coloca una almendra sobre cada magdalena.

Hornear de 20 a 25 minutos. Salen pequeñas, y se ponen duras en seguida. Quedan algo más blandas con sirope de arce.

Magdalenas de chocolate y naranja, jengibre o café.

50 gr de chocolate de repostería.
125 gr de mantequilla.
125 gr de azúcar. Yo prefiero usar azúcar moreno.
150 gr de harina.
una cucharadita de postre de levadura química.
2 huevos.
AROMATIZANTES:
La ralladura de una naranja y dos cucharadas de su zumo.
3 cucharadas de mermelada que combine bien con el chocolate. Lo mejor, naranja, jengibre o cereza.
3 cuharadas soperas de café muy fuerte.

Precalentar el horno a 180º. Poner papeles de magdalena en una bandeja de horno con 12 huecos.

Derretir en un cacito el chocolate. Yo lo prefiero así incluso si uso thermomix, porque para los pasos siguientes la necesito limpia.

En la thermomix, pesar la harina, añadir la levadura, tapar con el vasito, y mezclar 5 segundos a vel. 6-7. Así nos ahorramos cernirla y le incorporamos aire. La pasamos a un bol.

En la thermomix, batimos la mantequilla con el azúcar al menos 3 minutos a vel. 3. Añadimos los huevos y uno de los aromatizantes. Batimos un minuto más, y otro minuto más con el chocolate.

Volcamos la harina en el vaso de la máquina y amasamos con la función de amasado. Con una cuchara y la espátula, llenamos los papeles de magdalena. Hornear 15 minutos.

A pesar de la gran cantidad de mantequilla, se ponen duros y se desmigan bastante pronto, en un par de días.

Patatas fritas light.

Sí, vale, no es lo mismo, pero tienen muchas menos calorías, y están ricas.

Cortar las patatas en bastones, o como te guste comerlas fritas. Colocarlas en una bandeja de horno en una sola capa y un poquito separadas. Esto es importante para que queden bien secas. regarlas con muy poco aceite de oliva, como para aliñar una ensalada, y un poco de pimentón. Al horno a 180º durante 3 cuartos de hora, revolviendo una o dos veces para que se doren por igual y no se peguen a la bandeja.

Salar antes de servir.

 

Portobellos rellenos de tomate

Las setas portobello son muy agradecidas para rellenar de cualquier cosa. Se les quita el tallo, que no hace falta tirar sino que se puede incorporar al relleno o guardarlo para otra cosa; y se pueden hacer a la parrilla en una sartén, o al grill en el horno. A continuación se rellenan, y si se quiere se gratinan. Aquí están rellenos de salsa de tomate caser, con trozos grandes, rematado con parmesano gratinado y perejil fresco. Un poco de pan, y ya es una cena ligera.

Cuscús con verduras asadas

Ventajas de este plato: está buenísimo, es muy simple y se hace solo.

Inconvenientes: cuando más pega es en verano, así que ya me diréis quién tiene ganas de encender el horno. Se puede reconvertir a barbacoa, pero yo no tengo.

Se necesitan verduras que estén buenas asadas: tomate, berenjena, calabacín, cebolla. Se cortan en rodajas y se ponen en una bandeja de horno con un chorrito de aceite, pero muy poco. Se hornean a 200º durante aprox 30º (si hace calor, puedes huir de la cocina y echarles un vistazo cada 5-10 minutos).

Cocer un cuscús, pero no con agua sino con caldo que lleve un pellizco de especias marroquíes. Servir una cucharada de cuscús con las verduras al gusto por encima.

 

Gratinado de verduras de primavera

Vegan Planet recomendaba acompañar este plato de verduras con tostadas untadas de algún tipo de paté proteínico, como por ejemplo puré de alubias blancas al ajo. Nosotros lo tomamos de plato único porque llevaba bastante trabajo, y creo que iría perfecto con unas chuletitas de cordero o unos huevos.

1/2 kg patatas nuevas pequeñas.
3 cebolletas picadas
1 calabacín, cortado en rodajitas.
1 taza de tomates cherry, o pelados de lata.
1/4 kg de espárragos trigueros.
1/4 taza de caldo, y si no hay tan poco, agua.
3/4 taza de pan rallado.
1/4 taza de almendra fileteada o troceada (cruda).

Precalentar el horno a 200º C. Hervir las patatas sólo 5 o 10 minutos.

Rehogar brevemente las cebolletas.

Colocar las verduras en capas en una fuente de horno en el orden indicado en los ingredientes. Verter el caldo por encima.

Mezclar en un cuenco dos o tres cucharadas de aceite, el pan rallado, y alguna especia o hierba que te guste y que combine con las verduras, desde pimentón a salvia, lo que más te guste. Espolvorea todo uniformemente sobre las verduras, y remata con las almendras.

Hornea hasta que esté dorado y las verduras estén tiernas, unos 45 minutos. Deja reposar 5 minutos antes de servir.

 

Coliflor asada

Vegan Planet tiene una receta de coliflor asada con falsa salsa choron; la salsa choron es una salsa bearnesa con un pequeño extra de salsa de tomate. La falsa salsa choron la hice también, pero para esta foto acompañamos la coliflor asada con salsa de setas.

Para asar la coliflor, hay que cortarla en rodajas y no en floretes, y puede aprovecharse perfectamente el troncho. Se pone en una sola capa en una fuente de hornoun poco de aceite, lo justo, como si fuera una ensalada. Darle la vuelta una vez para que se haga uniformemente. Está lista en 12-15 minutos y sabe mucho mejor que cocida. Es una buena guarnición acompañada de una salsa, como la de setas de la foto. De hecho no he vuelto a cocer coliflor desde que la probamos así.

Puré de patatas con setas shiitake

Esta receta de Vegan Planet estaba pensada para rellenar patatas, pero yo me salté el último paso, es decir, el rellenar las pieles de patata con el puré. Sugería acompañar de un plato con salsa teriyaki o hoisin, y eso hice, un sencillo salteado de cerdo con cebolletas y salsa hoisin.

El puré o posible relleno contiene, por porción:

Una patata grande, asada una hora en el horno o unos 10 minutos en microondas.
50 gr de shiitakes frescas o entre 1 y 2 secas, previamente remojadas, cortadas en tiritas.
unas gotas de salsa de soja y otro tanto de aceite de sésamo.
una cucharada de tofu blando, nata, o yogur natural.

Saltear las setas unos 5 minutos. Añadir la salsa de soja. Pelar las patatas si no se van a rellenar, o vaciarlas con ciudado si queremos una presentación más elaborada. Mezclar en un cuenco lo que hemos vaciado, el tofu, el aceite de sésamo, y las setas condimentadas. Chafarlo todo para que quede uniforme pero no demasiado suave; está bien que tenga trocitos. Rellenar las pieles de patata si se desea.

No es una combinación frecuente de sabores, pero estaba bueno. Lo probaría con setas europeas como guarnición a platos de carne.

 

 

 

Strudel de setas y alcachofas

 

A veces viene bien poder preparar un plato rico y elaborado con ingredientes congelados y en conserva. Hice esta receta de Vegan Planet con alcachofas congeladas y rovellones de lata, además de tofu, y pasta filo, que son frescos. Lo repetiría, pero con hojaldre, porque no me gustó mucho la textura con la pasta filo.

1 cebolla, picada.
1 diente de ajo.
250 gramos de setas al gusto. Puede quedar muy bueno con simples champiñones.
250 gramos de tofu firme, desmigado.
250 gramos de corazones de alcachofa congelados, cocinados uno o dos minutos menos de lo que digan las instrucciones, escurridos y troceados.
2 cucharadas de estragón fresco o una cucharadita del seco.
250 gramos de pasta filo fresca o descongelada.

Freír la cebolla. Cuando esté casi lista, añadir el ajo picado. En un minuto, añadir las setas troceadas. Cocinar 5 minutos más. Reservar para que se enfríe.

En un cuenco u olla grande, mezclar todos los ingredientes menos la pasta filo.

Calentar el horno a 180º. Tomar las hojas de pasta filo e ir colocando en una superficie de trabajo, untándolas de aceite de una en una. Coloca todo el relleno a lo largo del centro de tu montoncito de hojas de pasta, dobla las puntas hacia adentro y enrolla para formar un cilindro. Colócalo en una bandeja de horno engrasada, úntalo con un poco más de aceite de oliva, y al horno 30-40 minutos.

Está a medio camino entre ser un plato principal ligero que necesita de una buena ensalada, y ser una guarnición de verduras muy lujosa que complementa bien un filete o una carne asada. Personalmente, prefiero la primera opción seguida de un buen postre.

Tarta de calabaza a la americana

Hago esta receta una vez al año y ni una más, porque es un trabajazo. Es uno de los platos favoritos de la víctima de mis experimentos.

Ingredientes:
Los de tu receta favorita de masa quebrada, o masa quebrada congelada.

Para la capa de galleta:
1/4 taza de nueces molidas.
1/4 taza de galletas de jengibre o en su defecto Digestive, machacadas.

Relleno:
3 huevos grandes.
2 tazas o 400 gramos de puré de calabaza cocida. La butternut es mejor. Pasad olímpicamente de la calabaza naranja de adorno tipo Halloween.
1/2 taza (120ml) de nata de 30% para arriba.
1/2 taza (110 gramos) de azúcar moreno.
2 cucharaditas de postre de mezcla de canela, jengibre, clavo, nuez moscada en la combinación que prefieras.

Paso 1: Haz la receta de masa quebrada que más coraje te dé. La de Vegan Planet, por ejemplo.

Paso 2: Coge una calabaza butternut mediana-pequeña, pártela por la mitad, pélala, trocéala, y cuécela sin nada de agua, 100º, 20 min, vel 2.

Estos dos pasos es una buena idea hacerlos con alguna antelación. La masa debe reposar al menos media hora, y el puré de calabaza debe estar frío para no cuajar los huevos al batirlos.

La base: Coloca la masa en una superficie enharinada y extiéndela hasta formar un círculo de unos 35 cm de diámetro. Extiende siempre del centro hacia afuera. Pásala a un molde para tartas de unos 25 cm de diámetro. Arregla los bordes procurando no cortar mucho porque encojerá al cocer. Métela en el frigorífico mientras haces el relleno.

Coge un cuenco y bate ligeramente los huevos. Añade los demás ingredientes y no batas: mezcla. Batir poco reduce las posibilidades de que el relleno se agriete al hornearse.

En la termomix, tritura las galletas y las nueces. Yo les doy 5 secs vel 5 y 5 secs vel 7. Colocar en una bandeja de horno y tostar ligeramente. Yo las meto en el horno frío, con la temperatura a 190º que es la que tiene que tener cuando se hace la tarta, y las saco en 10 minutos. Distribuir esta mezcla uniformemente sobre la base de la tarta. Colocar la rejilla del horno un poco más baja que el centro.

Rellenar la base y hornear durante 45-55 minutos hasta que el relleno cuaje y la corteza esté dorada. El centro puede tener aun aspecto húmedo.  Si se inserta un cuchillo a unos 2-3 cm del borde saldrá casi limpio.

Sacar del molde si es de los que se les separa el fondo de las paredes, o de silicona. Si no, no pasa nada. Enfriar y comer a temperatura ambiente. Guardar las sobras en el frigorífico.

Siempre me queda fea. Pero a mi víctima no parece importarle.