Archivo de la etiqueta: tartas tipo quiche

Tarta alemana de ciruelas

Esta tarta, que como se ve quedó un poco rota y algo más hecha de la cuenta, mejorará con un par de cambios. La saqué de un libro alemán titulado simplemente “Repostería”.

Ingredientes:
Una porción de masa quebrada. Yo siempre uso esta receta. La del libro se desmoronaba, como puede verse en la foto.

1 kg de ciruelas según la receta, pero con 600 gr. pesadas después de deshuesadas tuvimos bastante.
Una cucharada de azúcar.
125ml de nata de 30%.
2 huevos.
una pizca de canela.

Preparar la masa. Precalentar el horno a 220º. Mientras reposa en el frigorífico, cortamos las ciruelas por la mitad, y si son lo bastante grandes, en cuartos. Extendemos la masa en una superficie enharinada, la colocamos en el molde engrasado, y ponemos encima las ciruelas en círculos concéntricos, con la piel hacia abajo, lo más juntas posible pero sin que se monten, en una sola capa.

Meter la tarta al horno 10 minutos, mientras batimos todos los demás ingredientes. Sacamos la tarta del horno y vertemos por encima de las ciruelas, ligeramente pochadas, la crema de huevo y nata. Ahora yo modificaría la receta del libro y bajaría el horno a 180º para cocerla unos 25 minutos.

 

Tarta de calabaza a la americana

Hago esta receta una vez al año y ni una más, porque es un trabajazo. Es uno de los platos favoritos de la víctima de mis experimentos.

Ingredientes:
Los de tu receta favorita de masa quebrada, o masa quebrada congelada.

Para la capa de galleta:
1/4 taza de nueces molidas.
1/4 taza de galletas de jengibre o en su defecto Digestive, machacadas.

Relleno:
3 huevos grandes.
2 tazas o 400 gramos de puré de calabaza cocida. La butternut es mejor. Pasad olímpicamente de la calabaza naranja de adorno tipo Halloween.
1/2 taza (120ml) de nata de 30% para arriba.
1/2 taza (110 gramos) de azúcar moreno.
2 cucharaditas de postre de mezcla de canela, jengibre, clavo, nuez moscada en la combinación que prefieras.

Paso 1: Haz la receta de masa quebrada que más coraje te dé. La de Vegan Planet, por ejemplo.

Paso 2: Coge una calabaza butternut mediana-pequeña, pártela por la mitad, pélala, trocéala, y cuécela sin nada de agua, 100º, 20 min, vel 2.

Estos dos pasos es una buena idea hacerlos con alguna antelación. La masa debe reposar al menos media hora, y el puré de calabaza debe estar frío para no cuajar los huevos al batirlos.

La base: Coloca la masa en una superficie enharinada y extiéndela hasta formar un círculo de unos 35 cm de diámetro. Extiende siempre del centro hacia afuera. Pásala a un molde para tartas de unos 25 cm de diámetro. Arregla los bordes procurando no cortar mucho porque encojerá al cocer. Métela en el frigorífico mientras haces el relleno.

Coge un cuenco y bate ligeramente los huevos. Añade los demás ingredientes y no batas: mezcla. Batir poco reduce las posibilidades de que el relleno se agriete al hornearse.

En la termomix, tritura las galletas y las nueces. Yo les doy 5 secs vel 5 y 5 secs vel 7. Colocar en una bandeja de horno y tostar ligeramente. Yo las meto en el horno frío, con la temperatura a 190º que es la que tiene que tener cuando se hace la tarta, y las saco en 10 minutos. Distribuir esta mezcla uniformemente sobre la base de la tarta. Colocar la rejilla del horno un poco más baja que el centro.

Rellenar la base y hornear durante 45-55 minutos hasta que el relleno cuaje y la corteza esté dorada. El centro puede tener aun aspecto húmedo.  Si se inserta un cuchillo a unos 2-3 cm del borde saldrá casi limpio.

Sacar del molde si es de los que se les separa el fondo de las paredes, o de silicona. Si no, no pasa nada. Enfriar y comer a temperatura ambiente. Guardar las sobras en el frigorífico.

Siempre me queda fea. Pero a mi víctima no parece importarle.